Los Fenyadir son grandes guerreros acostumbrados a pasar grandes calamidades. Pueden pasar largos períodos de viaje durmiendo al aire libre, con frío, hambrientos y, sin embargo, presentan una batalla como si hubieran dormido en una cama cálida y cómoda y hubieran comido adecuadamente. Esto es cierto para el ideal guerrero de su cultura, en la que se cree que los dioses recompensan la muerte honorable en la batalla y desprecian a los débiles y cobardes. El premio de los dioses es llevar el alma de los muertos a un salón llamado Mjudhall en el que, las almas de todos los valientes guerreros permanecen en una celebración eterna, hasta la llegada de "La Caída". 

Filtros activos

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña